En Esto Creo (El Credo) - Video con letra
 

PELICULAS RECOMENDADAS:

 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
1 Tesalonicenses 5:2
 

 

COMO LADRON EN LA NOCHE

 

TRUENO DISTANTE

 

EL RAPTO DE LA IGLESIA

 

EL RAPTO 2DA PARTE

 

SEGUIR LAS PISADAS

 

 

La Palabra de Dios dice en Lucas 14:25-33 “Grandes multitudes le acompañaban; y Él, volviéndose, les dijo: Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo. El que no carga su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Porque, ¿quién de vosotros, deseando edificar una torre, no se sienta primero y calcula el costo, para ver si tiene lo suficiente para terminarla? No sea que cuando haya echado los cimientos y no pueda terminar, todos los que lo vean comiencen a burlarse de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar y no pudo terminar. ¿O qué rey, cuando sale al encuentro de otro rey para la batalla, no se sienta primero y delibera si con diez mil hombres es bastante fuerte como para enfrentarse al que viene contra él con veinte mil? Y si no, cuando el otro todavía está lejos, le envía una delegación y pide condiciones de paz. Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todas sus posesiones, no puede ser mi discípulo”.  También dice en Hebreos 12:2 “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios”.

 

RECUERDA, EN TODO LO QUE HAGAMOS DEBEMOS TENER A CRISTO JESÚS COMO EJEMPLO A SEGUIR. SI QUEREMOS SEGUIR A ALGUIEN, SIGÁMOSLE A ÉL, SOLAMENTE ASÍ LE DAREMOS SENTIDO A NUESTRA VIDA. HOY ES UN BUEN DÍA PARA QUE ACEPTES A CRISTO JESÚS COMO SEÑOR, REY Y SALVADOR DE TU VIDA. ¿YA LO TIENES CONTIGO? HAZLO, ANTES DE QUE EL TIEMPO SE ACABE.

PELICULA RECOMENDADA

ME ENAMORE DE UNA CHICA CRISTIANA

 

DEJADOS ATRAS 1

 

MENSAJE DE JESUS

 


AVIVAMIENTO INTEGRAL A LAS NACIONES

Aprendiendo de las derrotas

 

No llores mas por esa derrota, aprende a sonreír hasta en tus derrotas porque de ellas algo bueno aprenderá.

“Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos”. 2 Corintios 4:8-9 (NVI)

No todo en la vida será victoria tras victoria, es necesario también que muchas veces probemos la derrota para darnos cuenta que el sabor de victoria es mejor y más si es al lado de nuestro Dios.

 

A veces quisiéramos que todo fuera victoria, que todo lo que hagamos siempre nos salga bien y de hecho es uno de nuestros anhelos, pero se nos olvida también que somos humanos imperfectos, que muchas veces tomamos malas decisiones y que cometemos muchos errores lo cual en ocasiones nos llevaran a una derrota temporal.

Pero aun allí en medio de la derrota se puede aprender. En mi vida no todo ha sido color de rosas, ha habido momentos duros, en donde a solas con Dios he llorado viendo que las cosas no salían como yo quería o como yo pensaba que tenían que ser.

He probado el sabor de la derrota al darme cuenta que áreas de mi vida me eran difíciles de superar, la he probado al tomar decisiones que en mi humanidad creía correctas, pero que bajo la voluntad de Dios no lo eran, he probado la derrota viendo como algunos planes que he tenido no salieron como lo esperaba, pero aun en medio de todo eso, siempre Dios me ha enseñado algo, cosas que he aprendido siendo derrotado y que para la próxima, no volveré a caer en el mismo error.

Y es que tenemos que ser optimistas, tenemos que ver las cosas que nos suceden como una experiencia que nos pueden ayudar a no volver a cometer los mismos errores y a ser mejores personas y mejores cristianos.

..

La vida está llena de victorias, pero también de muchas derrotas, pero depende de cada uno de nosotros reciclar lo bueno de cada derrota y sacarle utilidad. Personalmente siempre he creído que Dios permite que pase por momentos duros y de derrota porque quiere capacitarme para ayudar a otra persona que pasara por lo mismo. Entonces he aprendido a ver mis derrotas como un taller de aprendizaje en donde al final siempre hay algo nuevo y bueno que aprender para llevar una palabra a otra persona que la necesitara.

Querido amigo y amiga, si en estos momentos estas pasando por una derrota temporal, déjame aconsejarte a que saques algo bueno de todo eso, examina todo y recicla lo que consideres que te puede ser útil. Tranquilo, el mundo no se acaba, serán más las victorias que vendrán sobre tu vida, que las derrotas que veras, porque tú eres victorioso en el Señor y a pesar que en este momento estas pasando por esa experiencia difícil, al final TODO te ayudara para bien, porque Dios así lo ha prometido.

No llores mas por esa derrota, aprende a sonreír hasta en tus derrotas porque de ellas algo bueno aprenderás, no te permitas que la tristeza se apodere por completo de tu vida, sino que permite que el GOZO DEL SEÑOR sea tu FORTALEZA.

Los grandes hombres de la Biblia también pasaron por derrotas, Abraham, José, Moisés, David nos lo testificaran en el cielo, pero gracias a que supieron sacar algo bueno de todo eso y no quedarse para siempre derrotados, hoy en día podemos leer y hablar de ellos, porque sus nombre figuran en la lista de los hombres de Dios.

Nosotros también podemos figurar en las listas actualizadas de hombres y mujeres de Dios, no rindiéndonos, levantándonos cuantas veces tropecemos e intentándolo diariamente. La victoria es difícil conseguirla sin que antes tuvieran que haber habido derrotas.

Recicla lo bueno de tus derrotas y de ellas crearas nuevas Victorias.

Enrique Monterroza

DONDE ESTAN LAS MANOS DE DIOS?

 

Cuando observo el campo sin arar,
cuando los aperos de labranza están olvidados,
cuando la tierra esta quebrada y abandonada.

Cuando miro tantos niños abandonados,
tantos hermanos que lloran, tantas guerras.

Cuando miro las lágrimas, la baja estima, la tristeza,
los odios, el inconformismo ……. me pregunto:

¿Dónde están las manos de Dios?.

Cuando observo la injusticia, la corrupción,
el que explota al débil.

Cuando veo al prepotente y pedante,
enriquecerse del ignorante y del pobre,
del obrero y del campesino carente de recursos
para defender sus derechos, me pregunto:

¿Dónde están las manos de Dios?.

Cuando contemplo a esa anciana olvidada,

cuando su mirada es
nostálgica y balbucea

aún palabras de amor por el hijo que la
abandonó, me pregunto:

¿Dónde están las manos de Dios?.

Cuando miro a ese joven, antes fuerte y decidido, ahora embrutecido
por la droga y el alcohol. Cuando veo titubeante lo que antes era
una inteligencia brillante y ahora con harapos, sin rumbo, sin
destino; me pregunto:

¿Dónde están las manos de Dios?.

Cuando esa chiquilla que debería soñar en fantasías, la veo
arrastrar la existencia y en su rostro se refleja ya el hastío de
vivir, y buscando sobrevivir se pinta la boca y se ciñe el vestido y
sale a vender su cuerpo; me pregunto:

¿Dónde están las manos de Dios?.

Cuando aquél pequeño a las tres de la madrugada me ofrece su
periódico o su miserable cajita de dulces sin vender. Cuando lo veo
dormir en la puerta de un zaguán o debajo de algún puente tiritando
de frío, con unos cuantos periódicos que cubren sufrágil cuerpecito.
Cuando su mirada me reclama una caricia, cuando lo veo sin esperanza
vagar con la única compañía de un perro callejero, me pregunto:
¿Dónde están las manos de Dios?.

Y me enfrento a él y le pregunto: ¿Dónde están tus manos Señor?,
para luchar por la justicia, para dar una caricia, un consuelo al
abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, dar amor y ternura
a los olvidados. .

Después de un largo silencio, escuché su voz que me reclamó: ¿No te
has dado cuenta que TÚ eres mis manos?. ¡Atrévete a usarlas para lo
que fueron hechas, para dar amor y alcanzar las estrellas!. .

Y entonces comprendí que las manos de Dios somos TÚ y YO. Nosotros
somos los que tenemos la voluntad, el conocimiento y el coraje para
luchar por un mundo más humano y más justo, aquellos cuyos ideales
sean más altos que no puedan acudir a la llamada del destino,
aquellos que desafiando el dolor, la crítica, la blasfemia, se reten
a sí mismos para ser las manos de Dios. .

Señor, ahora me doy cuenta que mis manos están sin llenar, que no
han dado lo que deberían dar. Te pido perdón por el amor que me
diste y que no he sabido compartir. Sé que las debo usar para amar y
conquistar la grandeza de la creación. El mundo necesita esas manos
llenas de ideales y estrellas, cuya obra magna sea contribuir día a
día a forjar una civilización. Unas manos que busquen valores
superiores, que compartan generosamente lo que Dios nos ha dado y
puedan al final llegar vacías al cielo porque entregaron todo el
amor para el que fueron creadas…

Y entonces Dios seguramente dirá: ESTAS, ¡SON MIS MANOS!.
Bendice mis manos Señor!

MURO DE VICTORIA

 

El muro de victoria es el comienzo de este ministerio, en el cual se representan a través de dibujos y gráficos para recordar mas fácilmente las necesidades y peticiones del pueblo de Dios para llevarlos ante la presencia de Dios, los temas son:

Idóneos o parejas
Familia
Salvación
Salud
Trabajo
Naciones

Toda la Gloria es para Dios y la Victoria para su pueblo!!!